Meditaciones en la línea 11 a las 07:00

Hoy tengo las gafas empañadas, apenas veo algo a mi alrededor. El paisaje se desintegra antes mis ojos por una niebla invasora. Aún es muy pronto, la única luz que consigo ver son los focos de los autobuses, algún coche solitario, el resplendor de mi ya conocida pantalla de móvil y las farolas que invaden furtivamente la noche.

A pesar de las infinitas veces que he recorrido este trayecto, me sorprende todavía el carácter fantasmal de un autobús repleto de asientos vacíos, destellos parpadeantes y un silencio abismal. Miro por la gran cristalera y solo veo una ciudad en ciernes, aún por vestirse un día más entre el bullicio solar y la vida. Preso del momento, toco el frío, opaco y sucio cristal con una mano, mientras con la otra acaricio mi mejilla pensativo.

Y así mis dudas tambalean y danzan con el aciago entorno que las alimenta. Si soy sincero me siento vulnerable. Precisamente esta desnudez me recuerda que aún mucho por hacer. Aún vivo, busco aprender hasta en el ocaso de las horas sobre mi existencia. Ese misterio constante que siempre me acompañá…. Busco hablar y como conversación solo encuentro mi monologo interior. Me persigue la siguiente verdad: yo soy el único publico imposible de sobornar. Mi mejor crítico. Al único que no puedo mentir jamás, al menos por siempre. Ante tantas verdades y mentiras a mis espaldas me conoce demasiado bien.

La profunda verdad del cresúsculo brilla, mientras imperan todos sus protagonistas: los resquicios de la noche, las caras adormiladas, una atmósfera densa que se vuelve una latente duermevela, un bostezo del que brota el sueño puro, una reflexión siniestra sobre la existencia… Bajo estas peculiares coordenadas, una bóveda celestial,aún apagada, indica que el día debe despertar de sus entrañas más oscuras.

Pese a todo, se hace raro que la línea 11 a las 7:00 contenga ya tanta vida. Mientras otros muchos duermen, la actividad de mi alrededor hoy conquista la mañana una madrugada más.

#Marc Salvador Queral #Microrrelato #Noche #Madrugada #Reflexiones nocturnas

Publicado por Marc Salvador Queral-ETURA

Persona mortal e irrepetible, humanista, escritor y futuro docente que vive más en el mundo de los sueños y la palabra que en la avenida de la realidad. Últimamente intento aterrizar más mis proyectos. Este blog es un espacio para compartir mis ideas y mi pasión por las letras. Me gustan leer y escribir (menuda sorpresa), el arte de conversar tomando algo, los paseos tranquilos, nadar, los juegos de mesa en buena compañía y echarme alguna partidita a cartas, el cine y las series, capturar algún momento en una fotografía....

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: