Hoy voy a ser eterno

Hoy voy a ser eterno. Me dejaré acariciar por cada segundo hasta que merezca un poco más la pena mi existir. Con o sin miedo, por fin me zambulliré en una zona olvidada y marginal de mi mente: los sueños. Aquellas creencias que sacrifiqué tiempo atrás, no se fueron del todo, pese a todos los señales de un mundo contaminado. Pero… como un susurro potente me perseguían sin saberlo. Los restos de mi infancia, tiempo atrás evaporada, consolidan hoy un frágil exoesqueleto. Me he propuesto con esta peculiar armadura aguantar el armazón que me eche la realidad. Puede que estás líneas partan de un optimismo breve, pero al menos sincero. Inspirada en la sonrisa de un infante.

Me invade así una fuerza inexplorada y grande de creación, de ganas de contar mis vivencias y de gritar más allá de la vergüenza y el eco de mi mente. Antes de que esta llama se apague, me alimentaré de este fuego vital una vez más. ¿Podré renovar mis heridas y volverlas cenizas de mi ser? Arden mis traumas en estas reflexiones, liberan lágrimas prisioneras del miedo y el dolor, de ellas beben mis inciertos quizás. Y nacen posibilidades… Es hora de darme una oportunidad sincera. Mas que una redención o un perdón atrapado, amalgamado en emociones confusas y convulsas, hoy simplemente viviré al menos este momento.

Mientras escribo, mientras escucho música, mientras que atrevo a sentir un poco más yo, mientras me atrevo a bucear en las aguas cristalinas que hay en mi, más allá de los pantanos anquilosados. Existo. Ya no parece una cruel realidad: aceptarme un poco más, saborear hasta las migajas de mi ser, darme un oportunidad de vivir este momento. Me siento caprichoso en el vano intento de inmortalizar mi paz en papel. Pero hasta eso me da igual ya. Hoy escribo para pulir, no la palabra, sino un poquito más mi ser. Ese lienzo olvidado e invadido por demasiado manchas hoy se baña en si mismo para limpiarse.

La esperanza es demasiado vacua, se escapa si no la mimas, y huye dejando su estela en el firmamento. Aunque es cierto que jamás te abandona del todo. Pronto descubrimos que nunca se mata, mas morimos anhelando su regreso. Hoy le abro la puerta y me atrevo a ser un poco más yo. Un ser más valiente. Una criatura que acepta sus dualidades, no las camufla, deja que dancen en sincronía y a su ligero ritmo. Este concierto privado me abruma, pero no quiero acallarlo con silencio y miedo por hartarme en esta costumbre. Soy testigo de un baile de vicios y virtudes, defectos y proezas, dos sendas paralelas que se entrecruzan en la vida. Esa senda inexplorada que habitamos siempre. Ese camino polivalente, como eterno pionero siempre hambriento se adentra en sus extrañas. Hasta alimentar mi hambre en forma de vivencias. Retazos de suspiros se acompasan ante una mente que se abre. No rota, sino un poquito más libre. Como la primera fluctuación de un fuego recién encendido. Una fuerza viva e inagotable es descubierta y brota entre oscuros restos.

¿Un primer latido sincero de existencia?¿Una caricia cálida entre el frío páramo de mis castigos autoinfligidos? No sé exactamente a que suenan estas palabras imbuidas en optimismo. Tal vez, esa felicidad latente no tarde en ahogarse… Pero hoy todas estas reflexiones prófugas y nocturnas me dan igual. Puede que sean intrínsecas a mis limites, a mis debilidades, a mi ser… Pero me pesa menos. Porque hoy me atrevo a ser eterno. Y el juicio del tiempo se queda un poco más pequeño en estas líneas. Sinceramente no lo sé, entre el devenir de mi mismo se decidirá esta cuestión humana, más algo resuena en esta reflexión. Algo que me invita a vivir un poco más.

¿Acaso a un buen y breve momento no se le puede llamar eternidad?

#Marc Salvador Queral #Optimismo #Esperanza #Alegría #Redención #Microrrelato

Publicado por Marc Salvador Queral-ETURA

Persona mortal e irrepetible, humanista, escritor y futuro docente que vive más en el mundo de los sueños y la palabra que en la avenida de la realidad. Últimamente intento aterrizar más mis proyectos. Este blog es un espacio para compartir mis ideas y mi pasión por las letras. Me gustan leer y escribir (menuda sorpresa), el arte de conversar tomando algo, los paseos tranquilos, nadar, los juegos de mesa en buena compañía y echarme alguna partidita a cartas, el cine y las series, capturar algún momento en una fotografía....

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: