Señales de existencia

Me adentro en la senda del pensamiento acompañado por la palabra. Sorprendido veo surcos en forma de cicatrices, heridas del alma, que muestran mis vivencias. Me costó  mucho entenderlo, pero son síntomas de que he vivido. Son las señales de la existencia. Sus resonancias son tan fuertes que incluso te pueden atrapar en el pasado.Sigue leyendo “Señales de existencia”

Reflexiones rápidas marcianas

Ser resiliente no te da derecho a maltrarte y apurarte tanto. No se puede ir siempre de límmite a límite como si la vida fuera una partida de ping pong truculenta. ******************* Esa niebla aciaga que me evolvía era solo mi mente. Más que alejarme de esa eterna noche y su abrazo henchido, probé aSigue leyendo “Reflexiones rápidas marcianas”

Más allá de donde llegan las palabras

Soy una criatura que tiempo atrás se dejó obnubilar por la palabra. No recuerdo exactamente cómo sucedió, pero fue demasiado fácil. Casi una necesidad. ¿Me volví así un “escritor”? Extraño título. La verdad, no me importa ya. Fui rescatado. Especialista en almas rotas y aventureras, la palabra trató con confianza, caricias y lealtad a unSigue leyendo “Más allá de donde llegan las palabras”

Fluctuaciones espontáneas

Intentar ser espontáneo da miedo casi siempre. Sincerarse, mostrarse, desnudarse, volverte vulnerable, evidenciar las heridas que nos atañen, fomentar juicios sobre nuestras acciones y pensamientos… Todas proezas incluso con los más íntimos. Incluso con uno mismo. Pero a veces, se supera el reto y se consigue. Saboreamos su esencia y la buscamos como el escasoSigue leyendo “Fluctuaciones espontáneas”

La semilla de la redención

Ahora mismo, de forma inevitable ahuyento yo mi aroma en un valle de pétalos caducos, el lugar dónde se pudren las rosas. Solo quedan las espinas clavadas para proteger un alma que desconfía de la enigmática esencia de la vida, en este momento solo queda un vergel quemado. Pese a todo…. en este jardín infernalSigue leyendo “La semilla de la redención”

Fluctuaciones irresolubles

El ruido embriaga una vez más al silencio. Estoy nervioso la verdad. Observo expectante una nueva contradicción en mi ser. Danza con un caótica elegancia, como una espiral de papeles es llevada por un viento cálido. Simplemente fluctuá etérea en libertad. Mi mente se dispersa otra vez, presa y depredadora de si misma. Se engalanaSigue leyendo “Fluctuaciones irresolubles”

Ajedrez. Refugio

Ajedrez Mientras trastabillo pensamientos, muevo las fichas entre mis dedos. Esas coordenadas improvisadas son en las que me muevo, como una pieza de ajedrez borracha. Mi tablero, a cuadros blancos y negros, busca un nuevo movimiento. Una posición desconocida. Una sorpresa albinegra busca despertar un arco-iris de posibilidades. ¿Salvar una pieza propia o matar laSigue leyendo “Ajedrez. Refugio”