La anhelada danza entre el amor y el perdón

Con tu llegada despertaste una parte dormida de mi ser. Una anquilosa compañía, la soledad, fue despegada con delicadeza ante tu presencia . No fue brutalmente expulsada como los borrachos en un bar ni la espina clavada sin compasión. Mas bien: se liberó por fin. Otra paloma enjaulada que descubrió el vuelo celeste gracias aSigue leyendo “La anhelada danza entre el amor y el perdón”

La danza fatua de nuestro amor

A veces, y solo a veces, pasa el tiempo y te puedo olvidar. Mas tu presencia de forma traicionera se cobija en mi sombra, penetra sin previo y recio permiso en los adentros de mi oscuridad. Así crece una ausencia latente del pasado. Un oscuro viaje que navega entre recuerdos marcados, algunos marchitos, otros malditosSigue leyendo “La danza fatua de nuestro amor”