Pesadillas anquilosadas anhelan esperanza

Me levanto y ya no se porqué… si soy honesto. Hoy es un mal día dentro de una horrible y oscura racha, me siento una pesadilla cuya sombra ha digerido un abismo. Una vez más, esqueletos de maniobras truncadas danzan en mis manos, así mi existencia se volvió un juego de malabares malditos. Mis sueños,Sigue leyendo “Pesadillas anquilosadas anhelan esperanza”

El derrumbe de mi última sonrisa

Me persigue la maldición de sentirse un día un emperador de imperios y al día siguiente un mendigo de existencias. Hoy la tristeza baña un alma un poco más negra. Lo intento de verdad, pero sonreír parece una auténtica proeza. Una habilidad innata perdida de forma dolorosa e ¿inevitable? Jugué con creencias y paraísos. InclusoSigue leyendo “El derrumbe de mi última sonrisa”

Esas palabras de cariño que olvidé en alguna profunda herida.

Hoy por fin voy a quererme un poco más. Ya va siendo hora de rescatar este huidizo y anhelado momento. Aquel que se aleja cobarde cuando me acerco sincero. Estoy cansado de ser un náufrago de las heridas en mi océano privado de llantos. Hoy debo emprender un nuevo viaje. Tal vez allí me encontraréSigue leyendo “Esas palabras de cariño que olvidé en alguna profunda herida.”

El último vestigio de luz en una eterna noche

A veces pienso en estos momentos de debilidad que me aprisionan. La oscuridad roza la obsesión de una mente herida. En estos instantes eternos, la mortalidad se mastica con fuerza y a regañadientes. Uno siempre se atraganta en este menú, pues quintaesencia de la vida es en ocasiones lo salado. Hasta tal punto que seSigue leyendo “El último vestigio de luz en una eterna noche”