Azucarillo envasado

Me siento como un azucarillo despeñándose hacia el café. Tendré una muerte dulce, me descompondrá intensamente entre un ancestral sabor. De mí solo quedará un poso bruñido en rota espuma y restos de bebida. Pero al menos me atreví a abrirme, a disfrutar de la libertad pese al miedo y su constante carga. Al final,Sigue leyendo “Azucarillo envasado”