La Maldición de la Estrella

Como una lejana estrella, siempre se sufre al perder sin previo aviso a uno de sus mayores y mejores rayos, que misteriosamente ha decidido escapar. Ahí no solo cede una extremidad, sin luz vital que siempre guía e ilumina. Solo queda desearle suerte a su viaje. De forma paradojica, si dicho rayo decide volver alSigue leyendo “La Maldición de la Estrella”