La campana

 Soy esa campana dormida capaz de crear el más atroz y oxidado ruido o volverme música eterna y armónica. Habito en lo más alto de las cumbres de la soledad y algún día moriré oxidada. Mis tañidos, como latidos metálicos, dependen del tacto de mis acompañantes. Desde mis entrañas devoro los golpes y los transformoSigue leyendo “La campana”