Tus regalos

Si pudiera devolverte un momento… sería siempre. Así me hacías sentir con tu apoyo, una cálida caricia capaz de apagar mis inviernos más anquilosados. Tu contacto era sincero y puro como un rayo del Sol abrazando una eterna sombra. Al principio, me desencajaba salir de mis límites, luego me di cuenta de que eran merosSigue leyendo “Tus regalos”